El uso de productos Krystaline permite la aplicación de este avance en dos áreas principales de actuación:

A) Los aditivos para las nuevas estructuras. Aplicando Krystaline como aditivo se consigue de forma nativa una construcción de hormigón impermeabilizado con tecnología cristalina que permite desde el inicio que la cristalización  permanezca activa en la estructura original. Esta propiedad permanece latente durante toda la vida del hormigón. Podríamos decir que los aditivos Krystaline se alían con el agua para impermeabilizar el hormigón.

B) Los productos de reparación. Conforman una barrera que impide el paso del agua protegiendo o reparando construcciones degradadas o sometidas a la presencia del líquido.

Se trata de una tecnología latente que reacciona ante la presencia del agua durante todo el ciclo de vida del hormigón utilizado consiguiendo resultados permanentes en su aplicación.

  • Impermeabilización total y permanente
  • Aumenta la durabilidad del hormigón
  • Minimiza la retracción
  • Autosellado de grietas
  • Mejora la resistencia frente ataques químicos